Menuda me liaron algunas personas por visitar este país, los llamo prejuiciosos. Probablemente los mismos que a Arabia Saudí no van porque están en contra de sus políticas varias, pero vuelven a Estados Unidos cada año. Como si estos últimos no hubiesen masacrado con su política exterior a lo largo de la historia ¿¿??.

Arabia estaba cerrada herméticamente al turismo hasta 2019, y se abrió con un sistema de e-visa muy sencillo. País que decide dejar de confiar en su supervivencia económica gracias al petróleo, se pone las pilas y una serie de eventos apelotonados se suceden: la Supercopa de España, el Dakar y una serie de aterrizados influencers que son paseados por el país como reinas y reyes en helicóptero. Okey, Arabia Saudí quiere limpiar su imagen rapidito e invirtiendo. Se han marcado hasta un plan: la visión 2030.

The Instagram influencers hired to rehabilitate Saudi Arabia’s image es mundial, en serio. Es que ni se hacen los disimulados -.

Pues me pareció interesante imaginarme allí como viajera independiente, descubriendo los entresijos de un país tan virgen y que intenta venderse de una forma un poco cochina. Muy ilusionada me saqué el visado. Voy a verlo con mis ojos para poder opinar con criterio, si no tendré que permanecer callada si alguien me saca el tema Arabia, ¿era así?

Y entonces, a dos días de aterrizar, me enfado: una reportera española aparece en mi sección de noticias de facebook en mitad de un reportaje de mierda. Está allí para retransmitir la Supercopa española pero aparece con lo siguiente: narra un episodio machista que sufrió al intentar acudir a la piscina del hotel donde se encontraban alojados los reporteros:

Hemos ido a la piscina del hotel. Estaba vacía y aún así me han negado el baño

¿Alguien pensaba que en Arabia podías meterte en una piscina pública en bikini así sin más? Por Dios, que dejan conducir a las mujeres desde 2018 y acudir a partidos de fútbol desde 2020. ¡Nos ha descubierto la pólvora este medio de comunicación!

¿A alguien le sorprende que las piscinas sean solo para hombres cuando a las mujeres se les obligaba hasta hace unos meses a cubrirse enteras menos los ojitos? ¿Alguien se ha parado a pensar que hay piscinas especiales para esas mujeres musulmanas?

Chismorreo barato español perfecto para el que está preparado para asentir ante todo lo que ve en la caja cuadrada.

Volviendo a mi viaje, ¿qué tiene que ver la gente de un país con sus políticas? Porque en muchos casos he descubierto que nada. Irán, un ejemplo clarísimo de disparidad. Me voy a conocer a la gente que vive ahí, no me voy a tomar unos dátiles con el príncipe de turno. Príncipe que, por cierto, está haciendo lo imposible por cambiar las cosas, con influencers o sin ellos. Pero es algo y van por buen camino si nos fijamos en como estaban en cuanto a libertades varias.

Adivina en lo que acabó esta experiencia: tres semanas de ruta en coche por un país muy bonito y momentos increíbles con su gente. Sí, sí. Gente liberal, hombres y mujeres de todas las edades. Que no digo que sean todos, pero yo no me encontré a los malísimos que me cortan la cabeza por intentar meter un pie en la piscina de turno.

Soy de las primeras viajeras que han visitado este país por libre y solamente conozco a una española más que también lo hizo poco después. Creo que puedo hablar por ella y decir que su experiencia ha sido genial – ella hace dedo, acampa en cualquier duna, ha pasado mucho más tiempo en el país que yo y hasta ha experimentado el Ramadán – y que opinará algo similar a lo de las piscinas saudís, que por cierto ella se ha bañado en una y era mixta, ¿esto cómo se come? Ah, y en una fiesta. ¡Uy! Fiesta en Arabia Saudí.

Será que los malos no son tan malos, será que los medios siguen mostrando la parte más polémica de los países y que la gente tiene un criterio bastante malnutrido. Ahora dime tú, si te quedas con la opinión de esa periodista que pasó dos días contados en Arabia, o con las que nos metemos en el país por libre y sin un guión preparado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios:

2 comentarios en “La polémica de viajar a Arabia Saudí


3 de julio de 2020

Yo puedo entender que, por razones políticas, religiosas o morales, alguien no quiera visitar ciertos destinos, lo respeto. Lo que no me entra en la cabeza es que se juzgue a otros por hacerlo… Y dejo de lado lo de todas las cosas que te pierdes por no abrirte a otras culturas, pero lo que me fascina es que mucha gente siga pensando que pueden decirles a los demás lo que tienen que hacer. Quizá su mente es igual de cerrada que su visión de estos países, ¿no crees?

    Leti Lagarda
    2 de septiembre de 2020

    Totalmente, todos buscamos cosas diferentes al viajar y tenemos una visión distinta respecto a los requisitos que tiene que tener un país para que nos apetezca visitarlo. Pero siempre con el vive y deja vivir por delante. La mente de estas personas es probablemente la más cerrada de todas porque se aferran a cierta información que muchas veces es incorrecta o incierta. Arabia Saudí es un país complejo con mucho trabajo por delante, pero siempre hay que tener en cuenta que algunos viajamos por la gente de un país y no por su gobierno.