Creta es, además de la isla más grande del país, un rincón de Grecia precioso.

Disfruté de Creta tanto recorriéndola a lo loco, como descansando en sus playas. Era casi finales de octubre y el clima parecía de pleno verano.

Me encanta lo montañosa que es y la despilfarrada cantidad de olivos – hasta en los parkings de las ciudades, lo juro – que vas a poder ver por todas partes. Me fascina como viven de la agricultura a la vez que disfrutan de la tan codiciada vida isleña.

En Creta te vas a chupar los dedos, la cocina de la zona es excelente. Desde un aceite de oliva inmejorable, hasta de los mejores quesos feta que puedes encontrar en Grecia.

Este es un artículo que recoge todos aquellos lugares que me han parecido interesantes de compartir.

¿Cómo llegar y cómo moverte?

Las opciones para llegar hasta Creta son unas cuantas. Por un lado, están los aeropuertos internacionales de Heraklion y Chania. Por otro, los puertos de ferry de estas dos mismas ciudades.

Lo más habitual es volar directamente a Creta o coger el ferry desde Piraeus y viceversa. Claro que hay conexiones con otras islas y desde otras partes de Creta, pero no tengo toda la información – menuda blogger, colega -.

Iglesia Ortodoxa en Creta

La mejor manera de recorrer la isla es alquilando un coche, la verdad es que no hay demasiadas opciones de transporte público. Los autobuses conectan las principales ciudades y en invierno la frecuencia se limita mucho.

Mi opción ha sido estirar el brazo y hacer dedo, es una isla perfecta para esto. Incluso he intentado hacer barcostop, menudo concepto. Quizá esta vez no ha funcionado, pero estoy segura de que el Universo tiene preparado para mí una gran travesía en velero.

Heraklion

En Heraklion no te quedes demasiado, es una ciudad que no tiene nada. Normalmente le encuentro el encanto a todo, pero es que aquí no hay prácticamente nada que me haya gustado. Es la ciudad de aterrizaje y punto. Aquí vas a poder hacer compras y hacerte con un coche de alquiler, poco más.

Intra Muros Hostel es mi recomendación de alojamiento. Tiene una azotea que enamora y un ambiente de hostel muy bueno. No te pierdas este artículo sobre todo lo que necesitas saber sobre hostels.

Una zona de tabernas griegas muy de locales es Zampelious. Son un par de calles medio escondidas que tienen el mejor ambiente que he visto en la ciudad. Muchísimos jóvenes tomando raki en las terrazas de los bares y tabernas tradicionales.

Si no te cruzas a más de 100 gatos es que no has estado en Grecia

Si tengo que recomendarte un buen lugar para comer, este es The Chickpea. Por solo cinco eurillos vas a poder comerte un platazo de falafel y hummus. Un auténtico lujo de comida a un precio muy económico. Estoy obsesionada con el lugar, volver a Heraklión al final de la ruta solo suponía la felicidad de volver a comer allí.

RETHYMNO

Me gustó mucho pasear por el puerto de la ciudad y ver esas calles tan típicas de Grecia. Las playas de la ciudad no son especialmente bonitas, pero para un rato están bien.

Si quieres probar los típicos meze o tapas griegas, Nyn & Aie es el restaurante perfecto. Además de un extenso menú, tienes la opción de disfrutar de seis u once platos a precio fijo y con platos a selección del chef. Muy recomendable el vino casero también.

CHANIA

Ahora sí que estoy encantada en una ciudad de Creta, me encanta este lugar. Me gusta desde el momento en el que vi un edificio que es: mitad iglesia, mitad mezquita.

Centro de Chania

A unos veinte minutos de Chania, está Stavros. Este pueblo costero es precioso con su icónica montaña de fondo. La película de Zorba el Griego – ¿quién no ha visto la escena del baile con la típica melodía? – se grabó en la laguna de Stavros.

Si quieres alojarte en el centro de Chania, Cocoon City Hostel es mi recomendación. Pertenece a la misma cadena que el hostel de Heraklion y confío en que tiene que ser igual de maravilloso.

Para desayunar unos buenos pancakes: restaurante Estrella. Este restaurante sirve desayunos deliciosos en pleno paseo marítimo.

Seitan Limania Beach es una playa muy pintoresca y enana que está cerca de Chania. Además de cabras, hay un montonazo de turistas. No hay ni espacio para poner la toalla, yo no sé si recomendártela. Dejo que tú mismo juzgues por la foto.

Seitan Limania Beach

Una cafetería chulísima en Chania y con muchísimo ambiente es Ride cycle culture cafe. Es un sitio perfecto para tomar algo, trabajar y hasta alquilar una bicicleta. Me encantan los lugares únicos, este lo es.

SUR DE CRETA: PLAKIAS 

En Plakias te obligo a que te alojes en el Youth Hostel Plakias. No he visto un hostel más genial que este, mira que hay gente que vuelve año tras año. Tiene algo especial, dicen que la gente viene aquí a poner en orden su vida – y yo lo he hecho -.

Plakias es un punto intermedio en el sur perfecto para hacer base y conocer la zona. Buenas playas y rodeado de montañas, te vas a enamorar de sus trekkings de montaña.

Desde el mismo pueblo – ¿o ciudad? – puedes subir hasta el pueblo de Myrthios, un sitio encantador en la montaña y no muy lejos. La subida es sencilla, claro que también puedes ir por carretera y ahorrarte el estiramiento de piernas.

Allí arriba me encontre a esta mujer cocinando al pasar por la calle. Cuando me vio asomarme, no dudó en sacar unas nueces y servirme un vasito de raki. Ojalá te la encuentres, fue un momento mágico.

OESTE DE CRETA: KALIVIANI, FALASARNA, ELAFONISI BEACH Y BALOS

Dicen que la playa de Elafosini es la más bonita de toda Creta, yo tengo mis dudas. Desde luego merece la pena visitarla y decidir por tí mismo o misma.

Un pueblo precioso que está más al norte es Kaliviani, me parece un sitio genial para hacer base y disfrutar de la comida de la zona. Te recomiendo el resturante Gramboussa si pasas por aquí y tienes el estómago vacío, tiene ambientazo por las noches.

Desde aquí vas a poder visitar Balos, para llegar puedes coger un ferry desde Kissamos o bien ir en tu coche de alquiler – la carretera es más de tipo cabra -. Ojo que Balos se considera por muchos la mejor playa del Mediterráneo.

Si lo que buscas es una playa a la que, además de los tropecientos alemanes de rigor, van los locales de la zona: Phalasarna.

ESTE DE CRETA: AGIOS NIKOLAOS

Es el único lugar que conozco del Este de Creta – mi anfitrión se sentía perezoso para pasearme por la zona – y disfruté mucho de la vida en la ciudad. Tiene una laguna preciosa en el centro de la ciudad, me encantó.

No vendría al Este de la isla para ver simplemente en esta ciudad, pero si planeas visitar otras zonas o tienes todo el tiempo del mundo; te la recomiento.

A ver si nos entendemos. Creta para mí es su conjunto de montañas rocosas, sus aguas cristalinas, infinitos olivos, sus coches de alquiler correteando, su comida exquisita, sus vistas a los mares varios. Creo que más o menos visitando una zona puedes hacerte a la idea de la isla y no veo imprescindible conocer cada uno de los puntos. Con esto me refiero a que no corras, disfruta mejor de una parte de la isla y céntrate en ella. Es mi opinión.

Y hasta aquí Creta, espero que te sirva de algo y disfrutes mucho de la isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *