Llevo siete años viajando con mochila y he descubierto la pólvora dentro de mí misma.

He disfrutado de países como India, Pakistán, Irán, Líbano, Turquía y Arabia Saudí. Todavía me remueve el verme tan feliz en las fotos que guardo como recuerdo, tan cómoda con el estilo de viaje que elijo.

Viajar sola tiene sus trucos y sus dificultades, en este artículo te detallo la importancia de mostrar la actitud adecuada cuando viajamos solas.

Con este artículo pretendo inspirarte, empoderarte y regalarte ese último impulso para que te animes a viajar sola. Estos son los motivos en los que encuentro la energía para hacerlo una y otra vez.

CONÓCETE

Viajar sola es una meditación constante y una conexión extrema con tu yo interior. Gran parte de nuestra felicidad consiste en conocernos, para luego poder decidir a lo largo de la vida según lo que somos.

Fiordos, Noruega

En mi primer viaje en solitario recorrí Perú, lugar que me hizo entender que se puede viajar sola porque me crucé con muchas mujeres haciéndolo. Si no hubiese sido por aquel viaje, hoy día no me estaría dedicando a la escritura de viajes.

Cuando nos exponemos al mundo exterior y vivimos situaciones de lo más variopintas, es cuando aprendemos sobre nosotras mimas. Los puntos débiles y fuertes salen a relucir diariamente.

HAZTE FUERTE E INDEPENDIENTE

Tendrás la oportunidad de hacerte valer por tu fortaleza y demostrarte lo que vales. No te queda otra que buscarte la vida y depender de ti misma. Dependes de tus habilidades, capacidad de supervivencia y experiencia.

Es muy normal que en un viaje largo pases momentos malos, de soledad, de aburrimiento y hasta te pongas enferma en algún momento. Estás sola para esto y, a veces, hay que sacar las fuerzas de donde no las hay para salir adelante y seguir con el viaje.

Créeme, si eres capaz de viajar sola en determinados países, te las apañarás para sobrevivir en tu propio entorno. Los problemas cotidianos dejarán de serlo y desarrollarás una capacidad de resolución de problemas impresionante.

APRENDE A ESTAR SOLA      

Muchas veces en la vida vas a tener que superar problemas y tomar decisiones sin la ayuda de nadie. Alguna que otra vez puedes llegar a sentirte sola o desamparada.

El saber estar sola y disfrutar de la propia compañía es algo que deberíamos valorar más. Cuando realmente aprendas a hacerlo, pronto apartarás de tu camino a toda persona que no te haga bien. Hablo de parejas, de amistades, de desconocidos y de familia.

Aprende a quererte y a disfrutar de lo que eres. Si estás cómoda dentro de ti, disfrutarás del exterior mucho más.

EXPERIMENTA LA SOLEDAD SI QUIERES

Si te largas sola, vas mucho más abierta y dispuesta a relacionarte con otras personas. Por tanto, surgirán muchísimos planes viajeros.

En ningún viaje me he sentido sola por obligación. Todo lo contrario, me cuesta habitualmente encontrar momentos para mí. Recuerdo con cariño a la gente de Pakistán que no te da ni un respiro para demostrarte todo el cariño que llevan dentro.

Hamburgo, Alemania

Hoy en día puedes alojarte en casas de locales o en hostales en los que compartes habitación con otros viajeros a través de aplicaciones. Hay tropecientas maneras de conocer gente viajando, no hace falta que seas don o doña sociable.

SIÉNTETE LIBRE Y DUEÑA DE TU TIEMPO

Imagina que cada día te despiertas con la libertad de que puedes hacer con tu día lo que te apetezca. No hay prisa ni planes que tengas que aceptar por compromiso, porque el viaje es tuyo y de nadie más.

Sigue tu ritmo interior y come cuando te apetezca, duerme las horas que necesites y haz con tu día lo que realmente quieras.

Si para ti tiene más valor el pasar una tarde viendo la puesta de sol con una buena conversación con un local que visitar tres museos, adelante. Haz lo que te pida el cuerpo.

HAZ AMISTADES QUE DUREN UNA ETERNIDAD

Es increíble lo enriquecedor que puede llegar a ser tener el corazón repartido por el mundo. Es seguir viviendo el viaje y aprendiendo, a través de esas personas que conociste, incluso tras volver a casa.

A día de hoy tengo a mis amistades esparcidas por el mundo y me encanta reencontrarme con ellas. Desde gente que me crucé en aviones hasta personas que descubrí en alguna plaza del mundo.

Las despedidas son amargas, lo sé. Pero importa lo vivido y lo disfrutado, imagina lo que puede ser el reencuentro con aquella amiga que hiciste a más de mil kilómetros.

DÉJATE ADOPTAR POR LAS MAMÁS DEL MUNDO

Si algo no va a dejar de sorprenderme nunca, es todo el cariño extra que nos regalan las personas al darse cuenta de que viajamos solas.

Estambul

Las mamás se llevan todo el protagonismo. Los caldos reparadores, los mejunjes sanadores, apaños en tu ropa de viaje y una constante preocupación por tu bienestar durante tu estancia en el país.

Es bonito sentirse querida a miles de kilómetros de casa. Hace falta un abrazo que te sostenga por un tiempo cuando estás tan lejos.

DESCUBRE EL MUNDO DESDE TU PERSPECTIVA

Cuando viajas en compañía, tu atención se centra en parte, en esa otra persona o grupo. Imagina que estás tú y ese país. Imagina que no hay nadie comentando la jugada contigo y dejas sacar tu parte más salvaje.

No hay persona igual, pues tampoco hay una conexión igual entre país y persona. Conectarás más con las personas y sus miradas. Te dejarás llevar más por lo desconocido sin que nadie te frene.

¿TE CREES QUE ERES LA ÚNICA?

Te sorprenderá saber la cantidad de mujeres que viajan solas a cualquier destino a día de hoy. Se cree que hay más mujeres que hombres viajando en solitario, alucina. ¿Quién dijo miedo? Somos muchas, que vaya quedando bien claro.

Kyoto, Japón

Nos ayudamos y cuidamos mucho las unas a las otras. Somos conscientes de lo difíciles que pueden llegar a ser algunos países para nosotras, pero no por ello nos rendimos.

Aquella vez que coincidí en la parte de atrás de un coche con una alemana y viajamos juntas mes y medio. Aquella otra vez que conocí a otra española en mitad de la India y nos reencontramos en Pakistán.

FORMA PARTE DE LA REVOLUCIÓN

Hace ya cinco años una noticia revolucionó a todas las mujeres que viajamos solas. El #viajosola generó más ruido que nunca y todas quisimos alzar la voz respecto a la patética prensa mundial.

Dos mujeres que viajaban juntas fueron asesinadas en Ecuador y la prensa se posicionó del lado de: las mujeres no deben viajar sin compañía de un hombre y ellas son las culpables de semejante desgracia. Los titulares provocaban nuestro desprecio al enunciar que ellas “viajaban solas”. No iban solas, eran dos. Basta.

Me defino como una más de esas mujeres sin miedo, de esas que estamos cambiando muchas opiniones sobre el viajar sola. Por eso te animaré siempre a que te largues sola, porque cuantas más seamos en la carretera, más normalizaremos nuestra presencia y más dejarán de molestarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios:

4 comentarios en “Diez razones para lanzarse a viajar sola


Claudia Gonzalez
8 de junio de 2020

Genial, si un día vienes a Bogotá, Colombia espero conocerte. Te admiro!!

    Leti Lagarda
    9 de junio de 2020

    Deseando pisar Bogotá, me encanta la idea de conocernos. ¡Gracias!

9 de septiembre de 2020

Te llevo siguiendo desde hace unos meses y te admiro un montón,yo justo le eche huevos cuando empezó el coronatema y ahora con pérdidas de familiares es muy complicado…pero lo acabaré haciendo,viendo tus viajes me dan ganas de más ,me encantaría conocerte en alguna parte del mundo y tener una buena conversación,un abrazo!espero que sigas mostrándonos un poquito desde esta ventana

    Leti Lagarda
    9 de septiembre de 2020

    Menudo mensaje bonito, de verdad que me llega muy adentro. Aquí hablo de destinos y un montón de experiencias, pero lo que más ilusión me hace es impulsar a otras mujeres a viajar solas al país que quieran. Mucho ánimo con lo que te está tocando vivir y aprovecha este tiempo para ilusionarte con futuros viajes. Ojalá nos conozcamos en alguna parte y ya me contarás por donde andas 🙂