Viajar sola a Pakistán no es fácil ni para todas.

Supongo que estar escribiendo este artículo desde un muelle gallego después de unos meses del viaje, me va a dar una perspectiva un poco más madurada. Pakistán es el país que más ha conseguido agotarme mentalmente hasta el día de hoy. Parte del agobio que se sumaba al agotamiento, venía del simple hecho de ser mujer.

Aunque la mayor parte del tiempo estuve sola, tuve la suerte de encontrarme a otras dos mujeres que viajaban solas por el país. Toda la zona Norte del país la hice acompañada. Si bien va dirigido a las mujeres que se estén planteando viajar a Pakistán, este artículo también puede ser de utilidad para los hombres que quieran hacerse una idea de como funcionan las cosas. A día de hoy Pakistán no es un país fácil de viajar.

Experiencia previa en países patriarcales, please

Muy sencillo: no vayas a Pakistán si no has visitado otros países patriarcales y además poco explorados por el turismo. Si viajaste a la India o si viajaste a Irán – simples ejemplos de mis propios viajes previos – estás casi preparada para ir a Pakistán. Digo casi porque es un país muy cañero y con muy poca infraestructura turística, ser mujer simplemente suma una complicación más. Entiende que hay muy poca gente a la que le recomiendo Pakistán, ya sean parejas o viajeros solitarios, porque el país se las trae. Obviamente, por el lado de sus paisajes asombrosos y la gente más hospitalaria del mundo, se lo recomiendo a cualquier ser humano.

No me pareció peligroso ni insensato moverme sola por allí. Estuve en las montañas, pueblos pequeños, grandes ciudades y viví experiencias de todo tipo – nunca malas – . Me alojé a través de couchsurfing con familias y estuve en reuniones de más de treinta hombres estando yo sola por el lado femenino de las cosas. Me respetaban como a la que más. 

Si bien no es peligroso tienes que saber moverte muy bien. Tienes que saber tolerar, decir basta y ponerle las cosas claras a alguno que se te cruce. Aquí no vale echarse a llorar, vale solucionar las situaciones en caso de que ocurran. Esto no es Europa. Esto no es Marruecos. Este no es un país para venir a sacarte fotos idílicas. 

Las mujeres por un lado y los hombres por el otro

Tengo que reconocer que ningún país me va a parecer tan extremo en esto como Arabia Saudí. Pero bueno, vamos allá.

En el transporte público van a hacer malabares para no sentarte con ellos. Lo más probable es que te toque al lado del conductor en los buses y en los trenes te vas a sentar en vagones o clases sepasaras. Tu presencia va a hacer que en muchas situaciones cotidianas los hombres te dejen espacio apartándose como si tuvieras la peste. No por mal, pero no nos normalizan. La parte de que a las viajeras se nos trate con muchísimo respeto mola mucho, puedes patear culos con mucha más facilidad de lo que lo haría una mujer local. Nunca entenderé esto, lo sentí con mucha intensidad cuando me fui de boda a una aldea a las afueras de Lahore.

El simple detalle de que para sentarnos de paquete en una moto tenemos que ir de lado jugándonos la vida, dice mucho. Yo ni caso hasta que me digan algo. Las cosas tiene que cambiar un poco, pero no nos pasemos de heroínas feministas

Vestimenta adecuada

Pakistán tiene unas marcas y centros comerciales divinos para que te vayas de compras al aterrizar. Nada mejor para ser más aceptada entre ellos, que vestirte como una más. Este quizá es el consejo más importante porque cambia muchísimo las cosas. En las ciudades puedes vestirte algo más moderna pero en los pueblos ¡mucho ojo! Te puedes llegar a meter en problemas serios si no muestras un mínimo de decencia y respeto hacia su cultura.

Mi ropa pakistaní descansa en mi armario hasta que pueda volver a usarla. Te dejo que me imagines con uno de esos trapos magníficos paseando por las calles de A Coruña.

Y los hombres pakistaníes, ¿qué quieren de nosotras?

Lo primero que tengo que decir que la mayor parte de los hombres te van a tratar muy bien y con mucho respeto. Además, aunque sea Pakistán, hay gente muy viajada y que ha emigrado. Aquí hablo de los pesadísimos que te vas a encontrar.

Tristemente somos para muchos, y como en muchos otros países, carne fresca y blanca. Nos consideran chicas fáciles porque en nuestros países tenemos la libertad de elegir y disfrutar a nuestro antojo de nuestra vida y sexualidad. Entonces obviamente estamos en Pakistán para hacer lo mismo, ¿verdad?.

Te vas a juntar con gente de tu edad en muchas ocasiones durante tu viaje. Muchos verán una oportunidad clara para hacer cositas que no pueden hacer con sus chicas musulmanas, contigo. Sí, sí. Van a intentar que los desvirgues para luego enamorarse perdidamente de ti o olvidarte, porque su libro sagrado considera que han tachado de la lista un super pecado. Los vas a ver venir y te vas a reír, escapa como puedas.

¿Y entonces qué?

Depende de ti. Sentido común, ya sabes.

Mi experiencia ha sido muy buena pero ha sido dura. Igual de dura tienes que ser tú al visitar Pakistán. Hay muchas manos largas y chicas que han vivido malas experiencias. Muchas mujeres que no lo recomiendan para viajar solas, aunque pocas de ellas realmente lo han hecho.

Si algo saco en claro al visitar estos países es que cuanto más restringidos viven, más salidos están. Mucho cuidado, loca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios:

4 comentarios en “Viajar sola por Pakistán


Nidia
8 de junio de 2020

Gran post!!! Me encanta, me ha parecido superinteresante, te animo a seguir escribiendo sobre todos tus viajes, con el enfoque que le das. Me interesan mucho conocer realmente un poquito mas estos paises. Nos estas ayudando a muchas.

    Leti Lagarda
    8 de junio de 2020

    Muchísimas gracias Nidia. Me estoy centrando mucho en la parte de viajar sola por libre, creo que muchísima gente tiene que abrir los ojos en cuanto a esto.

9 de junio de 2020

Me ha encantado este post Leti! Está claro que no es un destino fácil, pero estoy segura de que la recompensa para tí ha sido maravillosa 🙂

    Leti Lagarda
    9 de junio de 2020

    La experiencia personal muy buena y estoy deseando repetir país. Muchas gracias por escribir esto, me anima a sacar más cosas del estilo.