Cuando solté en casa que me iba a viajar sola por Irán mi madre me dejó de hablar un mes.

Hay miedo y desconfianza por parte de muchísima gente, pero la verdad es que es falta de conocimiento en la mayor parte de los casos. Te estás creyendo todo lo que te cuentan en las noticias y no estás yendo más allá. Si os digo la verdad, un año antes de planificar este viaje, yo no tenía ni idea del país y fue gracias a ver a un par de personas viajando por allí, que me lancé como una loca a descubrirlo por mí misma.

No te aconsejo viajar a Irán si es tu primer viaje sola porque siempre te voy a recomendar para una primera salida, algún lugar que sea más familiar para ti (no quiero que entres en pánico y me apetece que repitas). Yo Irán lo haría sola mil y una veces pero porque ya tengo experiencia moviéndome sola por países un poco más difíciles para las mujeres (Pakistán, Arabia Saudí y la India).

No tengas miedo 

Irán es seguro. No quita que tenga alguna zona un poco turbia, pero son muy pocas y coinciden con fronteras o zonas a las que no vas a ir probablemente. En pocos países me sentí tan bien y tranquila. Caminaba sola por las calles a todas horas, cogía medios de transporte sin darle importancia a las horas de llegada, hablaba con desconocidos y me metía en sus casas.

Siempre soy honesta con estos temas porque no quiero venderos una fantasía, yo me llevé un cachete de un desconocido en la calle y un par de manos baltante sueltas en otros momentos. Nada alarmante. Cuanto más conservadora es la zona, más ocurren estas cosas. ¿Curioso, eh?

Hospitalidad iraní

Su gente te va a conquistar y enamorar. Nunca pero nunca había conocido la hospitalidad a estos niveles. Piensa una cosa, los iraníes son los primeros en saber toda la farándula que los rodea sobre peligros y demás. En cuanto pisas su tierra están orgullosos de tenerte, simplemente por el hecho de que has mandado al carajo al telediario. Te van a cuidar y mimar como en casa y probablemente vas a disfrutar de la gente local como nunca. Ahhhh… y es el mejor lugar del mundo para disfrutar de la aplicación Couchsurfing y alojarte con familias. Te pido que te dejes llevar, déja que te sirvan té hasta que te salga por las orejas y deja que te llenen de comida brutal. No es un país para decir NO cuando te abran las puertas de sus casas.

¿Y nosotras que viajamos solas? ¿Cómo nos ven?

En Irán hay gente con mentalidad muy abierta pero también de mentalidad cerrada a saco. Lo que vas a notar viajando son las miradas, tanto de mujeres como de hombres. Piensa que para ellos, que no ven a mucho turista en general, es raro ver a una mujer viajando sola. Miradas sanas, curiosas o algunas algo picaronas. Si te molestan pues te pones en modo caballo y a seguir. 

Sentido común

Siempre aplica, aunque yo te quiera meter en toda casa ajena. Si viajas sola tienes que ir en modo espabilada, ojos bien abiertos y sentido común a flor de piel. Hay gente mala en todas partes y alguna vez en tus viajes te vas a cruzar con ellos. Irán tiene unas normas que funcionan a raja tabla y tienes que cumplir con ellas. Haz lo que hacen ellas: cúbrete en todo momento en público y viste como una más. Las leyes de este país son muy pero que muy estrictas, infórmate bien y no metas demasiado la pata.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *